lunes, 16 de julio de 2012

Bailemos

Se trata de un tango clásico que saltó al éter y a las calles en la década del cincuenta y se convirtió en un éxito total, que aún perdura.

Alberto Morán (Remo Ricagno)
Alberto Morán, el gran cantor que atraía como un imán a las mujeres milongueras que gritaban y suspiraban cuando el Flaco cerraba los ojos, se atornillaba al micrófono como abrazándolo y gemía esos tangos, que volvían loca incluso a su numerosa hinchada masculina.

Después de diez maravillosos años con Osvaldo Pugliese, Morán decide embarcarse en la aventura de solista, acompañado por la orquesta de Armando Cupo. Y para asegurarse el feliz resultado del cambio, llamó al bandoneonista Pascual Mamome, que le había arreglado Y volvemos a querernos, de Leocata y Aznar, cuando estaba con Pugliese, después de haber hecho lo mismo con Sassone-Casal en ese tema.

Por eso pensó el Flaco que su presencia en su doble papel de bandoneonista y arreglador le iba a ser de muchísima utilidad.

El debut fue en la Confitería Montecarlo de Corrientes y Libertad, donde pasé gloriosas noches de la época y me hice amigo del tano Morán.

El baile -a sala llena todas las noches- terminaba a las 4 de la mañana. Una de esas madrugadas, Mamome viaja a Plaza Once para tomar el tren hacia el barrio de Liniers, donde vivía. En la estación se encuentra con Reinaldo Yiso, que había acertado con unas cuantas letras de tango y además era presentador de Osvaldo Pugliese.

Viajaron juntos y Yiso le cuenta a su amigo una historia que presenció esa noche en la milonga. Era una pareja que se estaba despidiendo, terminando el romance y ambos lagrimeando ante el final. Y lo hacían bailando, abrazados con enorme sentimiento que se reflejaba en sus rostros, en el gesto, en las manos.

Mamone se impresionó por el relato y le contestó: "Reynaldo,¡ éso es el tango! ¡Éso es un tango! Mañana ponete a escribir la letra y pasámela sin falta antes que se te enfríe la historia".

En efecto, en unos días le pasó el verso terminado y Mamone lo musicalizó entusiasmado. Morán lo estrenó y grabó con la orquesta de Cupo en 1955 y fue un bombazo.

Mamone dice que en todos los países que visitó, hasta en Japón, lo identificaban con Bailemos.
El Cholo Mamome sigue firme en la brecha a los 91

Debido al tremendo éxito del tema, Mamone y Yiso (Ghiso), que eran del mismo barrio, hicieron otro tema de las mismas características: Cuando no te tenga más. En esa época no existía el divorcio en Argentina.
El Flaco Morán también le dió realce a este tango porque era de su cuerda sentimental.

Vale la pena escuchar Bailemos, en la voz de su gran creador, Alberto Morán, con la orquesta de Cupo.




Bailemos


No hay comentarios:

Publicar un comentario