sábado, 2 de junio de 2012

La fábula del Gardel uruguayo

Se acerca otra fecha-aniversario de la muerte de Gardel y los que inventaron la hipótesis del Gardel "nacido en Tacuarembó", comienzan a hacer ruido nuevamente.

Como han perdido todos los juicios en que se han metido y la gente no se come la novelita en forma de vodevil que se inventó el periodista Avlis (Erasmo Silva Cabrera), dejan pasar un tiempo prudencial de olvido, y al cabo vuelven, amenazando con desenterramientos de cadáveres en Francia, Argentina y Uruguay, sabedores de que ello es imposible. Pero siempre atrapan a algún incauto que no conoce la historieta, ni las veces que la Justicia cerró las puertas a sus falacias. Y firman manifiestos inútiles en demanda de supuestos inverosímiles.

Con eso viven. De ello se alimentan y buscan esparcir dudas que no existen, ni siquiera en la justicia y la buena fe del pueblo uruguayo.

A propósito de la nueva "amenaza", el prestigioso escritor y documentalista Juan Carlos Esteban, nos envía este escrito:


La fundamentación del “Amenazante” pedido de ADN por parte de un grupo de ciudadanos conocidos por su trayectoria a favor de la leyenda, se apoya:

1) En la existencia de "disparidad de opiniones". FALSO. Nuestra posición, no es una "opinión"; tiene el respaldo de cuatro Juicios con fallo favorable de la Justicia de ambos países. Por lo contrario, la oriental es una posición Retórica, sin documentación respaldatoria y que JAMÁS fue apelada ante la Justicia.

2) tampoco hay “DOS POSICIONES". La nuestra está, sólidamente, apoyada en 27 documentos, de base legal, contra un Relato subjetivo carente de base documental, jurídica o administrativa.

3) En el Manifiesto peticionante nos colocan entre los que "defienden un controvertido testamento ológrafo" que la Justicia argentina lo protocolizó como Documento Público que Da fe. y además NUNCA impugnado en sede Judicial, tanto Argentina como Uruguaya.

4) Como consecuencia dejo en libertad de acción a la iniciativa de origen, sin perjuicio de rechazar, en cualquier instancia, los fundamentos que la acompañen.

5) El diálogo o debate se debe dar en el ámbito de Tribunales.

6) A mi exclusivo juicio lo que menos interés tienen los promotores es llegar a ningún resultado definitivo. Si así fuere, redactarían un comunicado neutro y prescindente, donde no aparecieran denostaciones parcializadas, sobre el Testamento ológrafo, que revelan, en el fondo, un propósito propagandístico que, cíclicamente echan a rodar, frente a su alicaído resultado en los ingresos turísticos en Tacuarembó.

7) No se necesita ser muy perspicaz para advertir el propósito  de revitalizar la leyenda que ellos son los que menos creen. Cada  periodo corto, sensacionalizan lo de:
     a)  la “foto” de Gardel en una escuela montevideana);
     b) o una “Conferencia” sobre la niñez de Gardel, a cargo de un “Especialista;
     c)  o la llegada de un cuentero, defensor de no sé qué, con “documentos  inapelables” ,y ahora como señuelo;
     d) redescubrieron una foto del padre de Gardel y un “pariente” en Toulouse.
8) Un emprendimiento verdaderamente científico, no puede soslayar que dicha iniciativa debe pasar inexcusablemente por la Justicia, para la determinación de identidad.
 Por otra parte, nadie puede pedir, sin fundamentos suficientes, que se inicie un Juicio de Filiación.
Así lo entendió en 1998, 2003 y 2008 el Poder Ejecutivo cuando rechazó, sucesivamente. Pedidos del Parlamento Oriental, al no contar con ningún elemento que vinculara a Gardel con la familia Escayola. Lo mismo ocurrió con el Gobierno Francés, ante una solicitud de Madam C. BRICHETEAU con el ADN de un presunto padre, el Sr. Paul Jean Lasserre
 Ninguna de las propuestas tiene elementos documentales serios, por no decir ninguno, donde los protagonistas principales hayan formulado lazos de paternidad, suficientemente razonables para ser aceptados en el ámbito Jurídico.
9) Desde ya alertamos sobre una nueva maniobra, desde Uruguay, con asambleas y libros a lanzar en el mes aniversario, en un nuevo revival carnavalesco, que luego se convierte en humo, y se disipa.
10) Se pretende repetir ante la Justicia que ya se expidió, en cuatro FALLOS, nunca apelados y que en uno de ellos lo declaró como “COMO COSA JUZGADA”, con una batería de supuestos, comparaciones fotográficas, indicios, dichos, etc. que, por añadidura, fue rechazada por el Gobierno Uruguayo.
11) Alertamos a los gardelianos de buena fe que esto es una nueva maniobra para tratar de resucitar una fábula “MADE IN URUGUAY” que tuvo su PUNTO FINAL

Para su conocimiento. Atte.
JCE


16 comentarios:

  1. Es seguramente una fábula que cuando Gardel murió y en los diarios colombianos y argentinos de la época se publicó la noticia de que había muerto el cantor uruguayo Carlos Gardel, el administrador Defino "encontró" un testamento hológrafo que decía que todos los bienes del fallecido debían pasar a su mamá (único pariente vivo, si es que es cierto que era la mamá) como si fuera necesario hacer un testamento para legar a su madre, única heredera.
    Debe ser una fábula que apenas supieron de la maniobra (la mamá heredaba todo pero el administrador de todo era el propio Defino) Canaro y Razzano visitaron a Defino y éste le obsequió la administración de los derechos al su amigo uruguayo Irineo Leguisamo.
    También es fábula, seguramente, los documentos que obtuvo Gardel donde el cantante afirmó, antes de ser famos, que era nacido en Tacuarembó, R. O. del Uruguay.
    Fábula no puede ser seguramente que Gardel era francés, pese a que nunca lo dijo y pese a su pobre pronunciación en ese idioma.
    Fábula la palabra de Hugo del Carril quien siempre afirmó que la Sra. Berta no era la madre del cantor.
    Fábula que en la adolescencia Gardel viajó al Uruguay y meses después de haber regresado se encontró con la madre, quien no se había preocupado nunca por su hijo.
    Más que fábula que cuando el Mundial de Fútbol de 1930 Gardel cantó en la concentración uruguaya y cuando quiso hacer lo mismo en la concentración argentina, no quisieron recibirlo por su manifiesta parcialidad por uno de los equipos.
    Por suerte, Gardel no es ni uruguayo ni argentino ni francés: es un patrimonio del mundo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubén, se olvidó de agregar que ni se le pasó por la imaginación ir a saludar a la delegación francesa de fútbol.

      Eliminar
  2. Es seguramente una fábula que cuando Gardel murió y en los diarios colombianos y argentinos de la época se publicó la noticia de que había muerto el cantor uruguayo Carlos Gardel, el administrador Defino "encontró" un testamento hológrafo que decía que todos los bienes del fallecido debían pasar a su mamá (único pariente vivo, si es que es cierto que era la mamá) como si fuera necesario hacer un testamento para legar a su madre, única heredera.
    Debe ser una fábula que apenas supieron de la maniobra (la mamá heredaba todo pero el administrador de todo era el propio Defino) Canaro y Razzano visitaron a Defino y éste le obsequió la administración de los derechos al su amigo uruguayo Irineo Leguisamo.
    También es fábula, seguramente, los documentos que obtuvo Gardel donde el cantante afirmó, antes de ser famos, que era nacido en Tacuarembó, R. O. del Uruguay.
    Fábula no puede ser seguramente que Gardel era francés, pese a que nunca lo dijo y pese a su pobre pronunciación en ese idioma.
    Fábula la palabra de Hugo del Carril quien siempre afirmó que la Sra. Berta no era la madre del cantor.
    Fábula que en la adolescencia Gardel viajó al Uruguay y meses después de haber regresado se encontró con la madre, quien no se había preocupado nunca por su hijo.
    Más que fábula que cuando el Mundial de Fútbol de 1930 Gardel cantó en la concentración uruguaya y cuando quiso hacer lo mismo en la concentración argentina, no quisieron recibirlo por su manifiesta parcialidad por uno de los equipos.
    Por suerte, Gardel no es ni uruguayo ni argentino ni francés: es un patrimonio del mundo,

    ResponderEliminar
  3. No es una fábula. Es una mentira. Conozco la historia de primera mano. Ni los compañeros que tenía Avlis en EL País se lo creyeron, y conocí a algunos. Pasaron muchos años antes que a algunos listos se les ocurriera sacarle algún beneficio a esa historieta. Respeto mucho a los hermanos uruguayos, tengo muchos amigos de esa nacionalidad y hablo con fundamento. Si Gardel fuese uruguayo significaría que traicionó a su país, haciéndose pasar por francés y luego argentino. Sí es patrimonio del mundo como somos todos, pero todos arrastramos una historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gardel confesó ser URUGUAYO NACIDO EN TACUAREMBÓ en toda su documentación oficial. La única LEGAL que tuvo en vida y con la que se naturalizó argentino. Única documentación reconocida como legítima por Uruguay, Argentina, España, Francia, Estados Unidos y todos los países que visaron su pasaporte.
      ¿De qué clase de traición habla?

      Eliminar
    2. Jamas dijo ser nacido en Francia. Y mientras tramitaba un documento en 1923, declaro sus padres fallecidos, ( vivia doña Berta ) y en esa misma fecha , Berta Gardes, 1923 obtenia su pasaporte, declarando como familiares vivos , solamente a dois hermanos . Sr Jose Maria Otero , expliquelo porqué .

      Eliminar
  4. http://www.gardelweb.net/esteban/juicio-sucesorio.htm
    CARLOS GARDEL: EL JUICIO SUCESORIO EN URUGUAY
    DONDE LA JUSTICIA FIJA SU SENTENCIA, MUEREN LAS PALABRAS
    Por Juan Carlos Esteban
    Buenos Aires, 27 de Febrero de 2008

    Durante el proceso Sucesorio que se sustanciaba en la Argentina se produce, simultaneamente, las primeras actuaciones procesales sobre los bienes que pudiera tener Carlos Gardel en Uruguay.

    Ya hacia un año que el Presidente de Uruguay, Gabriel Terra había mandado archivar el reclamo de Repatriación de sus restos, en conocimiento, vía consular, de la nacionalidad francesa del causante y la decisión de su madre.

    El Juez Abella, en poseción de los elementos indispensables abre la Sucesión, el 31 de marzo de 1936, Folio N° 3462 de CARLOS ROMUALD GARDES, CARLOS GARDES o GARDEL, poniendo de manifiesto que estaba ante una misma y única persona, tal como se evidenciaba en los documentos obrantes.

    Se cumplieron los edictos públicos de oposición que marca el Art. N° 307 del Código sobre "todos los que tienen interés en ella". Nadie se presentó; ni al día de hoy, aun con los elementos de la más sofisticada identificación.

    El 14 de abril de 1937 el Juez J Abella se expide en estos términos:

    1.) Sin Perjuicio de la sección otorgada a favor del Sr. Máximo ARANA, DECLARASE HEREDERA DEL CAUSANTE CARLOS GARDES A SU MADRE BERTHA GARDES. (CARÁTULA N° 2908).

    Lejos de los Estrados Judiciales se han plagado de amagos y aprontes amenazando con reapertura de juicios y examenes de ADN. Algo así como un turismo de aventura, que en vez de escalar el Aconcagua, se fijó, modestamente acampar en Tacuarembó.

    Por Juan Carlos Esteban

    ----------------------------

    Nota Ed.: La resolución del juez uruguayo quedó como piedra fundamental del origen y la herencia de Gardel.

    Pero, todos los otarios de cuarta como Avlis, Bayardo, Payssé, la Iñiguez, Amiria Curbelo, y el resto de la borrachera han ignorado los cuatro fallos de la Justicia nunca apelados, fabricando una impalpable ficción de un fantasma Jibaro/Charrua/As de Cartón, de cuya cronología ellos mismos no se pusieron de acuerdo.

    Y como apuntó amigo Sassón “Cuando Se Miente Para Lucrar”, la Fábula no es nada más que una cortina de humo que sirve para promover al Negocio de Tacuarembó y sus benefactores.

    http://www.quienesgardel.com.ar/curbelo.html
    http://tangosalbardo.blogspot.ca/2012/06/la-fabula-del-gardel-uruguayo.html
    http://www.gardelweb.net/editorial/editorial6-julio-2005.htm

    ResponderEliminar
  5. ¿No será usted el incauto que fue atrapado por el cuento del Gardel francés?
    ¿Qué opina sobre la documentación incontrastable que muestra esta señora, demostrando la falsedad de la biografía francesa de Gardel?
    ¿Quién fue Carlos Gardel? Por Martina Iñiguez

    https://www.youtube.com/watch?v=m9vxnnZGCG4

    Publicado el 6 dic. 2015
    A través de la documentación hallada en los últimos años, se ha probado la falsedad de la biografía francesa atribuida al cantor Carlos Gardel.
    Ninguno de los sostenedores del Gardel francés ha podido, hasta el momento, trazar una biografía francesa fidedigna que no colisione con la documentación existente.
    Los invitamos a intentarlo.

    GARDEL FRANCÉS: UN FRAUDE - Por Martina Iñiguez
    Cuando se pretende afirmar el francesismo de Gardel, se recurre permanentemente a un irregular “testamento ológrafo”, apoyado en un acta de nacimiento de un hijo de Berta Gardes que nunca supo cantar, nacido en Toulouse, que se contrapone a lo que el cantor siempre declaró en su documentación oficial jurídicamente perfecta: ser uruguayo, nacido en Tacuarembó e hijo de padres fallecidos, pero sin explicar jamás a qué se debieron la cantidad de falsedades difundidas para intentar sostener una biografía de Gardel más falsa aún: la del “Gardel francés” o “historia oficial”.

    Falsarios y difamadores ampliamente conocidos recurren a “chicanas judiciales” que jamás probaron nada más que su ineficacia y falta de credibilidad, o hacen risibles intentos de hacer creer que la historia la determinan supuestas posiciones o conductas oficiales imaginarias, para distraer del hecho real:
    Jamás se explicó por qué razón se aceptan las incongruencias de la “historia oficial” y la validez de un engendro fraudulento, movilizado por la avidez de poseer una herencia que de algún modo hubieran podido merecer Berta Gardes y los esposos Muñiz, pero que tuvo por finalidad que los bienes de Gardel quedaran bajo la administración y propiedad final del factótum de la operación: Armando Defino.

    Los DOCUMENTOS acumulados desde el nacimiento de los progenitores de Gardel hasta la fecha, hablan con la fuerza de su terca elocuencia. Paradojalmente, muchos trabajos que prueban la falsedad fueron elaborados por quienes consciente o inconscientemente, por interés o sin él, por comercialismo, frivolidad, chauvinismo, necedad o simple ignorancia, incidieron para tergiversar la biografía gardeliana.
    Son tantas las pruebas de la orientalidad de Gardel como las de las falacias de su presunto y absurdo francesismo.

    Hoy, con el rigor de la documentación escrita, con una avalancha de pruebas irrefutables e indestructibles:
    Publicaciones de la época, registros de CEMLA, planillas de censos, actas de nacimiento, matrimonio y defunción de los personajes involucrados en la vida de Carlos Gardel (Familias Escayola y Gardes, Anaïs Beaux, Fortunato Muñiz, Odalie y Esteban Capot, Romualdo López, Paul Lasserre, etc., fotografías correctamente datadas a través de la trayectoria de los estudios fotográficos, planos escolares que prueban el lugar exacto en que fue fotografiado Carlitos escolar cursando primer grado “C” en una escuela de Montevideo, trayectoria escolar documentada que demuestra que esa fotografía no correspondió a ninguna de las escuelas a las que asistió el suplantado Charles Romuald Gardes), la mentira ha sido desenmascarada, la verdad resplandece y América Latina recupera la totalidad de la identidad de este incomparable cantor nacido en la segunda sección judicial de Tacuarembó, que alcanzaría su esplendor en una ciudad como Buenos Aires, considerada en su época como “La Reina del Plata”.
    El destino lo llevó a morir en Colombia, como si un mágico conjuro hubiera querido mantenerlo en las entrañas del continente que lo vio nacer.

    ResponderEliminar
  6. Sí como fábula es una linda fábula... Lástima que no tengan una partida de nacimiento ni nada más que argumentos fabulados... Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Gardel era un INDOCUMENTADO, Sr Otero. ¿Sabe usted lo que es un INDOCUMENTADO?
    Si bien no hay una partida de nacimiento eclesiástica de Carlos Gardel, existe una PARTIDA DE NACIMIENTO SUPLETORIA expedida por el Consulado uruguayo de Buenos Aires que la Argentina aceptó como válida.
    En cambio NO EXISTE ningún documento legal del francés Charles Romuald Gardes tramitado en Argentina.
    Nunca se presentó en el Consulado Francés en Buenos Aires para revalidar, mediante el visado de rigor, su documentación francesa originaria; lo cual debió haber hecho antes del 11 de diciembre de 1911 (No es posible que entonces le temiera a la guerra de 1914). Tampoco se nacionalizó argentino, no renunció definitivamente a su nacionalidad francesa para quedar libre de obligaciones militares para con Francia, ni acató la ley de reclutamiento de 1912, en resumen, se comportó como se comporta un muerto.
    Allá en Toulouse, el espacio dedicado a anotar los decesos en su acta de nacimiento, permanece vacío...

    En el acta de nacimiento de Charles Romuald Gardes existente en Toulouse nunca fue asentado el fallecimiento de Carlos Gardel como ciudadano francés.

    La persona que falleció el 24 de junio de 1935 en Medellín era Carlos Gardel, uruguayo, nacido en Tacuarembó en 1887, ciudadano argentino naturalizado.

    Dice el investigador francés Georges Galopa, vicepresidente de la asociación Carlos Gardel de Toulouse: “Entonces, la mención de su fallecimiento no pudo y nunca podrá ser de competencia francesa, a menos que se demuestre de manera fehaciente que se trataba del ciudadano francés Charles Romuald Gardes.”
    Agrega: “La justicia francesa no es tan complaciente como la argentina y la uruguaya. En Francia los reglamentos se cumplen y resultaría imposible inscribir el deceso de Carlos Gardel en el acta de Charles Romuald Gardes por falta de probanzas que acrediten que Carlos Gardel y Charles Romuald Gardes fueron una misma persona.”
    Ya que usted tiene tantas "pruebas de primera mano" de que Gardel era el hijo francés de Berta Gardes, hágaselas llegar a los franceses, a ver si las consideran válidas.

    ResponderEliminar
  8. Agradecería que defina exactamente a qué presuntos "argumentos fabulados" se refiere.

    ResponderEliminar
  9. Ya estuve en Toulouse. Ya vi sus documentos. De las fábulas sólo vi: fábulas. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. ¿Podría explicarnos por qué esa partida legítima de nacimiento de Charles Romuald Gardes en Toulouse, no le sirvió a Carlos Gardel para documentarse legalmente al dictarse la ley de Residencia en 1912, debiendo recurrir a Barceló para que le consiga documentación trucha como argentino nacido en Avellaneda? ¿Cree que Gardel era estúpido o loco?

    ResponderEliminar
  11. Creo q son unos " fabulosos ". No son capaces de explicar una veintena de contradicciones y mas, han inventado muchas cosas q sus seguidores no se toman la molestia en estudiarlas.

    ResponderEliminar
  12. Creame Sr Pedro L. Olleta, jamas han podido explicar una enorme cantidad de argumentos con demostración fehaciente del nacimiento en Tbo.Siempre se comportan como sobradores y suficientes. Con expresiones rinbombantes, letras a todo color, pero pobres en contenido.

    ResponderEliminar