Translate

lunes, 16 de julio de 2012

Bailemos

Se trata de un tango clásico que saltó al éter y a las calles en la década del cincuenta y se convirtió en un éxito total, que aún perdura.

Alberto Morán (Remo Ricagno)
Alberto Morán, el gran cantor que atraía como un imán a las mujeres milongueras que gritaban y suspiraban cuando el Flaco cerraba los ojos, se atornillaba al micrófono como abrazándolo y gemía esos tangos, que volvían loca incluso a su numerosa hinchada masculina.

Después de diez maravillosos años con Osvaldo Pugliese, Morán decide embarcarse en la aventura de solista, acompañado por la orquesta de Armando Cupo. Y para asegurarse el feliz resultado del cambio, llamó al bandoneonista Pascual Mamome, que le había arreglado Y volvemos a querernos, de Leocata y Aznar, cuando estaba con Pugliese, después de haber hecho lo mismo con Sassone-Casal en ese tema.

Por eso pensó el Flaco que su presencia en su doble papel de bandoneonista y arreglador le iba a ser de muchísima utilidad.

El debut fue en la Confitería Montecarlo de Corrientes y Libertad, donde pasé gloriosas noches de la época y me hice amigo del tano Morán.

El baile -a sala llena todas las noches- terminaba a las 4 de la mañana. Una de esas madrugadas, Mamome viaja a Plaza Once para tomar el tren hacia el barrio de Liniers, donde vivía. En la estación se encuentra con Reinaldo Yiso, que había acertado con unas cuantas letras de tango y además era presentador de Osvaldo Pugliese.

Viajaron juntos y Yiso le cuenta a su amigo una historia que presenció esa noche en la milonga. Era una pareja que se estaba despidiendo, terminando el romance y ambos lagrimeando ante el final. Y lo hacían bailando, abrazados con enorme sentimiento que se reflejaba en sus rostros, en el gesto, en las manos.

Mamone se impresionó por el relato y le contestó: "Reynaldo,¡ éso es el tango! ¡Éso es un tango! Mañana ponete a escribir la letra y pasámela sin falta antes que se te enfríe la historia".

En efecto, en unos días le pasó el verso terminado y Mamone lo musicalizó entusiasmado. Morán lo estrenó y grabó con la orquesta de Cupo en 1955 y fue un bombazo.

Mamone dice que en todos los países que visitó, hasta en Japón, lo identificaban con Bailemos.
El Cholo Mamome sigue firme en la brecha a los 91

Debido al tremendo éxito del tema, Mamone y Yiso (Ghiso), que eran del mismo barrio, hicieron otro tema de las mismas características: Cuando no te tenga más. En esa época no existía el divorcio en Argentina.
El Flaco Morán también le dió realce a este tango porque era de su cuerda sentimental.

Vale la pena escuchar Bailemos, en la voz de su gran creador, Alberto Morán, con la orquesta de Cupo.




Bailemos


2 comentarios:

  1. Hermoso tu blog, gracias por compartir tantas historias lindas de nuestra música ciudadana!
    Tu blog es una verdadera enciclopedia tanguera.
    Abrazo tanguero,
    Rubén / Rosario / Argentina

    ResponderEliminar