lunes, 4 de febrero de 2013

Maragata

Originalmente se trata de una sabrosa tonada campesina, compuesta por el guitarrista y cantor Francisco Martino. Fue compinche de Gardel en sus primeros años, aunque era mayor que él,  y se había iniciado como zapateador. Luego se animó con la guitarra como orejero pero con mucho sentido musical, para acompañarse en los clásicos estilos, tonadas, cifras y milongas de su época.

Cuando Gardel comenzaba a familiarizarse con el canto se unió a un cuarteto de voces y guitarras que integraba con Martino, José Razzano y Saúl Salinas (El víbora). Éste último era el encargado de amalgamar las voces, y se embarcaron en una gira por pueblos aledaños al río Paraná, como Zárate, San Nicolás, San Pedro y como los resultados económicos no fueron los ilusoriamente previstos, Salinas se volvió a la Capital.

Gardel ensayando con los Negros Ricardo y Barbieri
 Previamente, en 1911  Gardel y Martino, de gira, (Razzano no pudo viajar por problemas de salud) fueron  bajando hasta La Pampa y actuarían en General Pico, una importante localidad pampeana. Incluso Martino componía en esos viajes y en Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la provincia de Buenos Aires, a 937 kilómetros de la capital, conoció a una maragata, como se les llama a los originarios de del oeste y sur de Astorga (León) que fueron los primeros pobladores de la zona. Generalmente se dedicaban por tradición a la arriería. Y a ella le dedicaría este estilo que Gardel grabaría en 1921.

Aunque a la larga prevaleció la unión de Gardel con Razzano, Pancho Martino solía mantener la relación con ambos y los acompañó en alguna nueva gira por la provincia. Y la amistad se mantuvo al punto de que Gardel le grabaría nada menos que 11 temas, entre tonadas, tango, milongas turfísticas, zamba,  cifra y estilos.

Martino fallecería en 1938, pero tres años después de su muerte, Aníbal Troilo, que admiraba profundamente a Carlos Gardel y quería que su orquesta sonase como la voz del Morocho, adaptó esta tonada en tiempo de tango y realizó una maravillosa creación con la impagable entonación de Francisco Fiorentino.

Troilo con su orquesta y Fiorentino a su zurda
Argentino Galván que había comenzado su trabajo de arreglador, colaboró con Pichuco para realizar la transformación y el resultado fue genial. Es un tema que llevo enganchado al cuore, porque fue uno de los primeros tangos que aprendí a bailar.

El tema arranca con ese verso inolvidable: "Juntando unos macachines / una mañana te ví...". El macachín es una pequeña planta de las oxalidáceas, que produce flores amarillas o violetas en el mes de otoño. Sus hojas son parecidas a las del trébol y el tubérculo es comestible. Las hojas y las flores se usan con fines medicinales y la planta se da en Argentina y Uruguay.

                                                         
Después de este repaso por la historia de una canción que perdura en el tiempo y en las pistas milongueras, vamos a escuchar la original versión de Gardel, registrada en 1921, acompañado por la guitarra del negro José Ricardo. Y enseguida asistimos a la transformación registrada por Aníbal Troilo el 9 de octubre de 1941. Maravilla.

14 - Maragata - Carlos Gardel

05 - Maragata - Troilo-Fiore









3 comentarios:

  1. Jose María.... me encanta!!!
    Espero que todo te vaya bien.
    Te mando un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen! Te devuelvo el abrazo y los mismos deseos para vos.

    ResponderEliminar