martes, 30 de septiembre de 2014

Mercedes Simone

La gran dama del tango argentino, esa morocha hermosa con un canto claro, preciso, sobrio, que fue madurando, hasta convertirse en paradigma de las muchachas cantoras, vuelve una y otra vez en sus grabaciones-reliquias. Esa chica de Villa Elisa, al lado de La Plata, que subió un poco por las casualidades del destino a un escenario en Bahía Blanca, donde acompañaba a su esposo, el guitarrista Pablo Rodríguez, en 1926, y encontró allí su camino, dejó una huella grande en el tango..

Ganó a pulso su fama en una Buenos Aires donde relucían en los carteles, prima donnas del tango en plenitud, cosas que no volvería a repetirse en tal número y calidad: Libertad Lamarque, Azucena Maizani, Ada Falcón, Rosita Quiroga marcaron época y estilos. La misma Libertad, cuando la designaron como "La Reina del tango", humildemente, aseguró que el título no tenía validez porque no había estado Mercedes Simone entre las competidoras.

                                                   


Fue fundamentalmente artista de la radio, de unas ondas que llegaban a los hogares como una misa artística permanente, y acompañaban los descansos en las fatigas diarias de las familias. Cantó en el Café Nacional de la calle Corrientes, secundada por dos guitarras, una de ellas la de su marido. Y debutó en la pantalla con la película Tango, donde se luce con su caballito de batalla: Cantando, de 1931, cuya letra y música le pertenecen y con  el que abría sus actuaciones.

La segunda vez que la convocaron para una película fue en 1936. Se llamaba Sombras porteñas, la dirigió Daniel Tinayre y Mercedes tiene su papel junto a Francisco Petrone y Milagros De la Vega. Simone pidió que la acompañara Sebastián Piana, que la estaba secundando con su trío, y éste a su vez logró que lo ayudara Pedro Maffia con la música y Homero Manzi con los versos.

Mercedes Simone, Libertad Lamarque y Alberto Gómez

Así Mercedes Simone interpreta en dicha película el tango Dale dale, que lleva letra de Manzi y música de los cuñados: Piana y Maffia. Y ella lo grabaría con ese Trío en el sello Odeón el 20 de marzo de dicho año 1936.

                                                 


Y aquella muchachita que en 1927 arrancó cantando en el palco del café El Nacional vestida de muchachito, como lo habían impuesto Azucena Maizani entre otras, se metió rápido en el corazón de los porteños. Al abrírsele las puertas de la fama, Mercedes Simone fue imponiendo su personalidad sobria, su belleza morena, su sonrisa ganadora, cercana. Y cuando su prestigio cruzó las fronteras, alcanzó niveles de ídolo, en países como Cuba, México, Venezuela o Chile.

                                                       


Lo cierto es que al escucharla en sus antiguas grabaciones  se advierte su gesto sobrio, ese acento tan personal que abarca distintos tipos de letra, con su tesitura de mezzosoprano, que sabe manejar el romanticismo y el tono justo para decir los versos, hasta alcanzar el vuelo musical con los distintos acompañamientos que tuvo.

                                                 


Los invito a recordarla precisamente en ese tango Dale dale que canta en la citada película Sombras porteñas.  Y por la idolatría que conquistó en Cuba, cuando allí recibían con los brazos abiertos a los intérpretes del Tango, la escuchamos cantando el vals-canción  del afamado pianista y compositor cubano Ernesto Lecuona: Damisela encantadora. Lo grabó también con su Trío típico dirigido por Sebastián Piana, el 9 de octubre de 1936.

 Dale dale - Mercedes Simone

Damisela encantadora - Mercedes Simone


2 comentarios:

  1. si uno pone una grabacion de mercedes que fue la que mas me gusto de las grandes divas del canto popular de los años 30 y la compara con las de su epoca era una cancionista atemporal quien la escuche por vez primera creeria que es una cancionista de esta epoca ademas fue una cantante internacional ya que por su popularidad en centroamerica canto infinidad de ritmos fue una cantante internacional hace uno meses fallecio la hija qie vivia en boedo casi esquina san juan y dejo en testamento su departamento a la junta de estudios historicos de boedo los temas que elegiste como naufrago y abandono son mis predilectos cuando la difundo en la radio tengo mucho material de ella un fenomeno mercedes grata recordacion salute juan

    ResponderEliminar
  2. Abandono es el que más me gusta. ¡Qué linda, que tonos, que cantante! Salute.

    ResponderEliminar