miércoles, 1 de febrero de 2017

Silencio

Este tango canción, que hizo época y conquistó al mundo en su día, gracias a la maravillosa interpretación de Carlos Gardel, está escrito por Alfredo Le Pera y Pettorossi  y lleva música del propio Gardel y el guitarrista Horacio Pettorossi. Y, lo más importante,y agregado a su dramático contenido, es que está basado en un hecho real ocurrido en Francia, aunque a la hora de trasladarlo al verso, haya sufrido las modificaciones que le imponen sus autores.


Eran cinco hermanos... Ella era una santa,
eran cinco besos que cada mañana,
rozaban muy tiernos las hebras de plata
de esa viejecita de canas muy blancas...
Eran cinco hijos que al taller marchaban...

Y los versos responden, con varios cambios,  al tremendo drama sufrido por el entonces Presidente de Francia, Paul Doumer y su esposa, cuyos cuatro hijos perecieron  durante la Primera Guerra Mundial. El propio Doumer fue asesinado de 5 balazos por un doctor en medicina de nacionalidad rusa (nacido Pável Timoféyevich Gorgulov). En su declaración, éste afirmaba que había matado al presidente francés por venganza y por  no haber intervenido contra los bolcheviques en la gurra civiil rusa.


                                              
Había sido despojado de su título de médico por ejercer la medicina ilegal en Francia. Obtuvo un certificado de identidad en Mónaco (donde reside hasta el 4 de mayo de 1932, con validez hasta agosto). El 6 de mayo de ese año hacia las tres de la tarde, de viaje en París, asesina de tres disparos de pistola Browning M1910 de 9 mm court, al Presidente de la República francesa Paul Doumer, quien se hallaba en esos momento en el Hotel Salomón de Rotschild de París. En ese lugar, estaba honrando con su presencia a la asocicación de escritores combatientes.

Gorgulov se salvó de ser linchado allí mismo y aunque se demostró por sus escritos, que estaba absolutamente  demente, le fue rechazado en juicio esta excepcionalidad y fue condenado a muerte, siendo desestimado su recurso. Lo mató con la guillotina el 14 de septiembre, el conocido verdugo Anatole Deibler, en la prisión de la Santé, ignorando las protestas de las Liga de los derechos del hombre.

                                                     
Paul Doumer
                                     

Paul Doumer y su esposa, Blanche Richel tuvieron ocho hijos. cuatro de ellos,  con diversos grados militares, perecieron en la Primera Guerra Mundial que dejó diez millones de muertos. La madre, Blanche, esa viejecita que narra el tango, quedó en la miseria más absoluta tras la muerte de su esposo porque éste había sido hijo de ferroviario, obrero y periodista y no había ahorrado jamás un centavo. 

Un día la descubrieron a su viuda  haciendo cola para recibir un plato de lo que llamaban  "sopa popular". A raíz de este episodio se creó una Ley dotando  de pensión a las viudas del primer magistrado. El matrimonio acudió en su día  a escuchar a Gardel  cantando en el Teatro de la Ópera parisino y el impacto de la muerte del Presidente y sus hijos produjo una conmoción muy fuerte  en el gran cantor. La afligida madre sobrivivió apenas un año a la muerte de sus hijos.

Enrique Cadícamo había sido invitado  por Gardel  a su casa, con el fin de arreglar algunas estrofas de la zamba  "Criollita de mis amores", de Le Pera y Batistella y cuya música le pertenecía a Gardel. Pero, dado que algunos versos no entraban en la música, Gardel le pidió a su amigo Cadícamo que se los corrigiera, cosa que éste hizo rápidamente. Como recompensa, Gardel lo invitó al patio, donde estaban ensayando Silencio con su nuevo guitarrista, Horacio Pettorossi. "Se me puso la piel de gallina al escucharlo", contaba el poeta más tarde.

                                                   
Gorguloff durante el jiicio en que lo condenaron

La letra no respeta fielmente los hechos y habla de cinco hijos muertos en la guerra. En realidad habían sido cuatro, a los cuales sobrevivió Madame Richel, apenas un año, dado que murió el 4 de abril de 1933.

Hoy todo ha pasado, renacen las plantas
Un himno a la vida los arados cantan,
y la viejecita de canas muy blancas
se quedó muy sola... con cinco medallas...
que por cinco héroes la premió la Patria!..

Gardel  inmortalizó Silencio en la película Melodía de arrabal, filmada en Joinville, París y estrenado el 5 de abril de 1933 en el cine Porteño, de la calle Corrientes 846. En la película lo canta acompañado por la orquesta que dirige el músico Juan Cruz Mateo, y en la que formaba Horacio Pettorossi. Posterioremente lo graba en dos oportunidades durante 1933, acompañado por las guitarras de Pettorossi, Vivas, Barbieri y Riverol. Volverá a llevarlo al disco, el 27 de marzo de ese año 1933, secundado por la orquesta de Francisco Canaro. En todas estos registros hay intervención de un coro femenino que ensancha y agranda la emoción de los versos describiendo la tragedia.

Gardel lo canta así en Melodía de arrabal, la película filmada en Francia.

                                    


                                     





2 comentarios:

  1. salute jose maria muy buena investigacion. este tango cuenta con versiones impresionantes,la de gardel.la de oscar alonso con artola y una inedita de pichuco con rivero con unos arreglos de locura,seguro que vos la tenes y la canta el feo en la despedida de la orquesta.las tres versiones te ponen la piel de gallina saludos y abrazo tanguero juan de boedo

    ResponderEliminar
  2. Hola Juancho. Sí tengo esas versiones. Pero me emociona verlo a Gardel cantando en la peli. ¡Qué talento para interpretar, para pararse, para gesticular y transmitir todo el contenido dramático del tema! Y no tenía asesores ni gente que lo manejara artísticamente en esos detalles.

    ResponderEliminar