sábado, 18 de febrero de 2017

BIEN MILONGA


                                                                               
                                                                                            


   "El tiempo pasa de largo
     cuando te abrazo en un tango.
    Mientras se quiebra
    la voz de la orquesta
     que dice de tango y amor".
             Carlos Bahr-José Basso    
                                                                                      
Bailar en esta milonga tiene premio. Un premio íntimo, fecundante de la danza, como lo es la música que seleccionamos para levantar vuelo en la pista. La clave de todo, aunque haya gente que no termine de entenderlo, pero los años de milonguero nos dan chapa, y sabemos cómo se calientan los ánimos y las piernas de los bailarines, apuntando alto en la elección de la música.


Y así tenemos siempre a punto y con muy buen ambiente esta milonguita que, con mucha ilusión y feliz resultado, seguimos haciendo los martes en la Casa de Aragón de Madrid, sita en la Plaza República Argentina, nº 6, de 21 a 24 hs. El mes próximo, en fecha que anunciaremos, también regresamos con la de los sábados, en el mismo sitio y con novedades que movilizarán a los que quieren aprender y mejorar su nivel y también para los que quieran gozar con la milonguera noche sabatina. Al tiempo.

                                                 


Para calentar motores, ya sabés que me gusta yirar por al ancho mundo y ver parejas danzando al compás de un tango, un valsecito o una milonga. Es una manera de darle cuerda a al cuore y a los remos y de paso cañaso, ver cómo en los diferentes países del mapa, ha calado hondo el instinto milonguero y la música que explotó hace unos ochenta años. Sí, y sigue siendo la fuerza motora que nos impulsa.

Y dicho esto, arranco entonces en una sala de Copenhague -Dinamarca- M2tango Studio. Allí la pareja que integran Mette Munk y Martin Neumann Pedersen, se lucen con este tango que empuja lindo: Seguime si podés, por la orquesta de Don Osvaldo Pugliese.

       


 Acá podemos observar a la pareja Dimitris Biskas and Mariana Patsarika. que tienen estudios en Francia y Grecia, como se mueven al compás de la Milonga brava que interpreta Francisco Canaro, con la voz del cantor Roberto Maida.

                                       

 Y ahora me intalo en esta milonga de Pekín -China.  Son Esteban Peng y Emilia Jia, los que se bailan el valsecito: Tu vieja ventana, por la orquesta de Ricardo Tanturi. Cantan Enrique Campos y Roberto Videla.


                                        

    Y ya tenés la completa per questa matina.  Es para que te dés un poco de manivela y vayas lustrando los tarros pensando en este martes de BIEN MILONGA. Seguro que irás bien preparadito para mover los remos a compás y elegantemente. Hablando en money: Bien clásico pa'no desentonar, ¡Decí que sí!                                    







                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada