domingo, 16 de septiembre de 2012

Pátetico; tangazo en dos versiones

Es un hermoso tango del bandoneonista Jorge Caldara, cuando formaba en la fila de fueyes de Don Osvaldo Pugliese, junto a Osvaldo Ruggiero. Lo grabó la orquesta del troesma, el 6 de Abril de 1948.

Famosos entre la hinchada del maestro, no sólo por los desbordes bandoneonísticos, sino incluso por el revoleo de las melenas en las variaciones finales de todos los temas, que hacían rugir a los milongueros.                                                       

Jorge Caldara en 1961
Troilo y Pugliese eran muy amigos. Alfredo Gobbi me contó que en la primera época de ellos, tocaron juntos muy seguido. El que conseguía el trabajo le ponía nombre al conjunto. O sea, si lo conseguía Gobbi la orquesta tenía su nombre y así respectivamente. Y la amistad siguió durante toda la vida.

En esa época no había grandes rivalidades entre ellos y cuando debutaba Pugliese, por ejemplo, en una Confitería o cabaret, Troilo le mandaba varios ramos de flores al local y viceversa, como me recordaba hace poco Beba Pugliese.

Cuando se fueron de la orquesta de Don Osvaldo tres bandoneonistas de prestigio como Alessio, Roscini y Quiroga, en su lugar entraron Caldara -que como segundo fueye se sentó a la diestra de Ruggiero-, Gilardi y Castagnaro. Un cuarteto de lujo.

Este tango, Patético, se lo dedicaría Caldara al maestro director, con quien estuvo diez años casi.


Logró éxitos notables en la orquesta como compositor y arreglador de este hermoso tema y también de los golazos del flaco Morán en los cantables: Pasional, Por pecadora, Muchachita de barrio, todos con versos de Mario Soto, que era el presentador de la orquesta. Y otro instrumental muy bueno: Pastoral.

Aníbal Troilo registraría Patético al año siguiente (30-3-49) para deleite de sus numerosos seguidores y de inmediato comenzaron las discusiones entre las barras para porfiar sobre cual había conseguido mejor resultado, dada la rivalidad existente en las hinchadas de las orquestas. El arreglo para Pichuco lo hizo Ástor Piazzolla y es otro lujo imperdible.

Lamentablemente Jorge Caldara murió muy joven, iba a cumplir 43 años. Le habían diagnosticado el Mal de Hodking -un cáncer que ataca a los ganglios linfáticos-, pero nos dejó entre otras, esta página memorable.

Podemos seguir discutiendo sobre ambas bellas versiones sesenta años más tarde.

Osvaldo Pugliese - Patético

Patético - Aníbal Troilo




3 comentarios:

  1. gracias por la info. Pregunta: tiene letra este tango??. voy a seguir su blog. gracias m.gracias!

    ResponderEliminar
  2. No, afortunadamente no tiene letra. Así podemos dedicarle las dos orejas y el cuore a esta música hermosa. Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Claro, me hice la misma pregunta porque en la imagen dice " Letra y Música"

    ResponderEliminar