viernes, 24 de junio de 2016

Últimos momentos de Gardel

Hoy se cumplen 81 años desde aquel día aciago en que Carlos Gardel, Alfredo le Pera, Guillermo Barbieri, morían en el  terrible accidente aéreo sobre la ciudad de Medellín, Colombia. Dos días más tarde era Angel Domingo Riverol, otro guitarrista del Morocho, el que fallecía por no recuperarse de las terribles quemaduras. Como en todos los 24 de junio, Gardel emerge del posible olvido y lo recuerdan, homenajeándolo en Argentina y en otros países de América, donde era ídolo de masas.

Lo absurdo y lamentable, es que algunos aprovechados y otros, tal vez de buena fe, sigan intentando haciéndole creer al mundo que Gardel nació en Tacuarembó-Uruguay. Una ciudad pequeña donde es más fácil ubicar el bulo, que por ejemplo, en Montevideo. Lo cierto es que el cónsul uruguayo en Buenos Aires, por amistades comiteriles de aquellos tiempos le extendió un salvoconducto uruguayo, de favor a Gardel para que pudiera viajar a Europa y no fuera reclamado por las autoridades francesas para incorporarse al servicio militar, dado que había nacido en Toulouse.

                                     
Carlos Gardel en Bogotá rodeado de admiradores


Me parece lamentable que se ofenda la memoria del propio Gardel que siempre se declaró francés de nacimiento y argentino por adopción, como aseguró además en su testamento ológrafo. Y según la fábula que inventó Avlis (Erasmo Silva Cabrera) para el Diario El País de Montevideo, y que en los últimos tiempos retomaron otros, incluso argentinos: no sólo mintió Gardel. También mintieron historiadores, sus amigos, los que que sí eran orientales, como José María Aguilar, su guitarrista. O Pirincho Canaro. Y mintió el prestigioso Francisco García Jiménez que trazó la vida de Gardel en un libro, precisamente. O los Barsky. Todos mintieron, incluso Gardel. Sólo Avlis dijo la "verdad"...

Todos mintieron, según el bulo que ha renacido, ignoro con qué motivo, sobre el "Gardel uruguayo". Jamás se habló del "Gardel uruguayo" hasta que Avlis se inventó la novelita que incluso provocó burlas entre sus compañeros, como me consta. Y lo hizo después de 77 años del nacimiento de Gardel, y cuando el gran cantor ya no existía. El salvoconducto que le extendió el cónsul uruguayo en Buenos Aires, y que ahora menean, fue un favor personal. No mostró documento alguno de nacimiento, como exige la ley, era válido por un año y "el salvoconducto no figura registrado en Registro Consular alguno, revelando su condición fraudulenta y de favor" (Juan Carlos Esteban).

                                 
Con mi hija en el Hospital donde nació Gardel


Gardel además puso como padres a Carlos y María (Gardel), que ni siquiera era su nombre verdadero, dado que su apellido era Gardes. Por tal motivo, cuando años más tarde, el Gobierno uruguayo reclamó la nacionalidad del cantor como nacido en Uruguay, se encontraron que no tienen fe de nacimiento que lo muestren como nacido en Uruguay. Y desistieron de ello.  Porque no consta en documento público alguno y sólo fueron fabulaciones para vender periódicos, sin relevancia alguna. Y como bien señala el estudioso Jack Lupic, cuando le extienden ese salvoconducto, en 1920, del que muestra copia, lo dan como nacido en Tacuarembó en 1887. Pero resulta que en esa época el pueblo se llamaba San Fructuoso y recién el 17 de junio de 1912, fue elevada a categoría de ciudad y fue llamada entonces: Tacuarembó... De risa.

Cuando Carlos llegó de Francia con su madre al puerto de Buenos Aires (todos sus documentos son los únicos que existen), se instalaron en una casa de inquilinato de la calle Uruguay 160, en Capital.  La misma donde también vivieron  los futuros actores Tita Merello, Elsa O'Connor, Luis Sandrini o Pierina Desalessi. Esta última, nacida en Turín, Italia, que sería gran actriz  y radicada en Argentina, lo recordaba a Gardel niño: "Yo también viví en Uruguay 160. Yo tenía 12 años cuando vino Carlitos: era un chico travieso y vivaz. Qué alto llegó. Quien diría...".

                                       


Walt Disney creo una serie de personajes de historietas que fueron una delicia para los niños. En un momento de su vida le diagnosticaron una enfermedad mortal. Resolvió congelarse y que lo despertasen dentro de 50 o 100  años, cuando la enfermedad fuese curable. Pensó que podía vivir eternamente como el pato Donald, el ratón Mickey o Pluto...
Avlis, a pedido del dueño del Diario El País, quiso aprovechar aquel salvoconducto trucho que tuvo alguna vez Gardel y en el cual aparecía como uruguayo. Entonces se inventó una historieta por capítulos que sirvió para vender algunos diarios y despertar algún interés. Casi nadie se lo tomó en serio, lo leían como una historieta. Luego tuvo que agregar más personajes y convertir la historieta en un par de libros que pasaron sin pena ni gloria. Que alguien pretenda hacernos creer, hoy, que esa historieta fue real, es un chiste.

El atrevimiento de quienes sostienen y elucubran con el inexistente Gardel uruguayo, pretenden ahora, con una total desfachatez, que se quite el cuidado de la bóveda de Gardel en el Cementerio de la Chacarita, al Centro de Estudios Gardelianos, el más serio y respetado de los que representan la memoria del cantor, aduciendo un supuesto estado de abandono del mismo. Incluso han intento forzar la cerradura rompiendo la misma.  Y su presidente: Enrique Espina Rawson, comenta en esta nota explicatoria enviada a varios medios:

"He visto la recolección de firmas que impulsa un grupo de personas para que se revoque la tenencia de la bóveda de Charles Romuald Gardes, conocido como Carlos Gardel y su madre, Marie-Berthe Gardes otorgada al CEG. Se invoca como causal el supuesto abandono en que se encuentra la misma. Entre quienes impulsan este objetivo CLAMOR, figura un señor, que con burlona irreverencia se exhibe abrazando la estatua de Carlos. Dice ser descendiente de Gardel, lo que ameritaría un examen psiquiátrico. Los firmantes, curiosamente, coinciden en que la tenencia le sea otorgada a FICA, institución que fabricó una “recreación artística” de una cédula de Gardel, donándola al pseudo Museo Gardel de Tacuarembó. 
      
                                        


Ayer estuvimos visitándola junto al Vice-Presidente del CEG, Dr. Norberto I. Regueira. Acompaño la foto de mi amigo que tomé junto a los féretros de Carlos y Berta Gardes. En ella puede verse el estado actual del interior del monumento. En este ámbito de silencio y respeto no ha entrado jamás ninguna de las personas que, maliciosamente, impulsan esta campaña de desinformación que persigue fines muy distintos a los que se manifiestan. Volveremos sobre el tema.

Surge una pregunta: ¿Con qué elementos de juicio puede aludirse al estado del interior de la bóveda? Quienes sostienen esa falacia, ¿han ingresado acaso al mausoleo?
Si así fuera, y dado que las únicas llaves del candado de la puerta están en nuestro poder, sólo cabe sostener la violación de la bóveda. Preguntamos a nuestros inquisidores, ¿Quiénes han cometido este delito? Esperamos respuestas".
Enrique Espina Rawson
Presidente del CEG


 Y yo aprovecho este día para traer a la página, el documental donde se ve a Gardel despidiéndose en el aeropuerto de Medellín, de su multitud de seguidores. Enseguida sobrevendrá la tremenda desgracia y el inventor del tango cantado, el que triunfó en las filmes de París o Nueva York como gran ídolo, entrará en la leyenda. Veinticuatro de junio de 1935.


                                       
               

                                   

                                   




 





15 comentarios:

  1. gardel era uruguayo san martin belgrano peron y evita tambien maradona y messi tambien y troilo y di sarli y tambien los premios nobel que los argentinos les usurpamos a los yoruguas... pero porque no se van a garcar esos inventados por los ingleses juan de boedo... ha..... y san juan y boedo son una esquina uruguaya salute jose maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ironía también vale. Si esto esto es un sainete. Salute Juancho.

      Eliminar
  2. Maestro OTERO: Tengo 80 años.Desde muy pequeño leo y escucho esta controversia.En la esquina de Rivadavia y Marmol(barrio de Almagro), hay un restaurante regenteado por uruguayos,denominado "-Los Orientales" y en la portada de La Carta ,han puesto una foto de Gardel que dice:El mejor cantor uruguayo.Yo creo que llegó el momento de ponerle punto final a esta historia y dejar que los hermanos uruguayos digan lo que quieran y no le contestemos,porque para mi es un tema agotado.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco que está instalada esta fábula a la que quieren sacarle partido, algunos aprovechados. No hay que dejarlos seguir mintiendo. Hay que golpearlos con la verdad. La única que existe. Lo de Avlis fue una fantochada. Los vivos son las que la quieren revivir treintaypico de años más tarde. Por eso hay que mostrar los papeles, lo único que vale. Los uruguayos son hermanos, exactamente, y casi nadie le creyó a Avlis. Pero, hay gente nuestra que quiere vivir del cuento.

      Eliminar
  3. Definitivamente Carlos Gardel es uruguayo, lo revela un documento que confirma que nació en Tacuarembó

    http://www.puntadelesteinternacional.com/definitivamente-carlos-gardel-es-uruguayo-lo-revela-un-documento-que-confirma-que-nacio-en-tacuarembo/

    Está equivocado amigo, Gardel NUNCA se declaró francés de nacimiento. El gobierno uruguayo no pudo repatriar sus restos porque con la única documentación legal que tuvo en vida y lo decía uruguayo, se naturalizó argentino. Como argentino naturalizado murió y jurídicamente sigue siendo argentino naturalizado nacido en uruguay porque su documentación, única legal que tuvo en vida, nunca fue anulada.
    El francés Charles Romuald Gardes nunca se documentó en Argentina ni se naturalizó.

    ResponderEliminar
  4. Veo amigo que ni usted ni el Sr. Lupic saben que a Gardel no lo dan como nacido en la ciudad de Tacuarembó, llamada San Fructuoso el 17 de junio de 1912, sino en la 2da Sección del DEPARTAMENTO de Tacuarembó, que fue creado por ley del 16 de junio de 1837, bajo el gobierno del General Manuel Oribe.
    Y no fue Avlis quien inventó eso.
    El mismo día 25 de junio de 1935, La Mañana de Montevideo publica una nota necrológica, escrita por quien fuera el apoderado de Gardel en Uruguay, don Pedro Bernat. En ella se expresa:
    Carlitos Gardel había nacido en la segunda sección judicial de Tacuarembó [...] Fallece a los cincuenta y dos años, en la forma que dejamos relatada. (En ningún documento figuraba que Carlos hubiera nacido en la 2ª sección judicial de Tacuarembó. justamente donde estaba la Estancia Sta Blanca. Bernat sólo pudo conocer esta información por boca del mismo Carlos Gardel.)
    Infórmese mejor amigo:
    http://blogsdelagente.com/carlos-gardel/2008/04/

    ResponderEliminar
  5. Y otra cosita más amigo. Esa foto que publica de Gardel con la familia francesa de Berta , no fue tomada en Toulouse, sino en ALBI.
    Informese mejor, amigo:
    http://www.gardelweb.net/gardel-and-his-french-family.htm

    ResponderEliminar
  6. Si, amigo, todos mintieron: Gardel, Razzano, García Jiménez, Canaro, Defino, Le Pera, su guitarrista Aguilar, que era uruguayo, Leguisamo, los periodistas argentinos, los del registro civil de Toulouse, los que lo conoceron cuando llegó con su Madre de Francia y vivió en una casa de la calle Uruguay. Todo el mundo mintió. Todos. Sólo dijo la verdad Avlis, muchos años después de su muerte, claro... Esa fábula no tiene recorrido. Traigan de una buena vez su partida de nacimiento (la de Gardel no la de un supuesto chico de un pueblito oriental) y le daremos la razón a Avlis y reconoceremos que Gardel era un gran mentiroso y traidor a su "patria". El testamento es "falso", todo es falso. Cómo puede creer alguien vuestra fábula?? El día que el gobierno uruguayo diga que tiene todos los documentos en regla para asegurar que Gardel era uruguayo, volvemos a hablar. Pero, por algo no quieren entrar en la fábula. Punto.

    ResponderEliminar
  7. Si le gusta contradecir el valor de lo documentado, amigo, allá usted, pero...
    1) El origen uruguayo de Gardel no fue un invento de Avlis, ya lo mencionaba su apoderado en Uruguay y amigo íntimo Perico Bernat en 1935.
    b) La foto que usted publica fue sacada en Albi, no en Toulouse.
    c) Los únicos documentos legales que Gardel usó en vida lo decían uruguayo, sus problemas de documentación nacieron mucho antes de la guerra de 1914, por lo que también es cuento lo del "desertor", y e scuento de que se trataba de un "salvoconducto" (fíjese que todos los "salvoconductos dicen "salvoconducto". Busque esa palabra en alguno de los documentos de Gardel. No la va a encontrar).
    d) También es falso lo que dice este párrafo:
    "Pierina Desalessi. Esta última, nacida en Turín, Italia, que sería gran actriz y radicada en Argentina, lo recordaba a Gardel niño: "Yo también viví en Uruguay 160. Yo tenía 12 años cuando vino Carlitos: era un chico travieso y vivaz. Qué alto llegó. Quien diría...".
    Aprenda a sumar y restar, amigo. Pierina Dealessi nació el 25 de diciembre de 1894, es decir que recién transitó sus 12 años, cumplidos en diciembre de 1904, durante el año 1905.
    En primer lugar, El francesito Charles Romuald Gardes era 4 años MAYOR. Ya no era un niño travieso y vivaz sino que andaba cantando en el Abasto En segundo lugar, en 1904 ya no vivía en Uruguay 162.
    Esta buena señora andaba muy mal de la memoria y confundía gordura con hinchazón.
    Con tanto cuento intercalado, ¿Cómo puede creer alguien en vuestra fábula?

    ResponderEliminar
  8. Y siguiendo su consejo, seguiré golpeándolo con la verdad. Si quiere ver el estado calamitoso en que dejó el mausoleo de Gardel don Enrique Espina Rawson, lea el informe oficial, no los cuentos de este individuo.

    https://www.youtube.com/watch?v=d_zT5XvAM5w

    ResponderEliminar
  9. ¿Perico Bernat??? Todos los días se sacan uno nuevo de la manga. Lléveselo al gobierno de Uruguay y dígales que con sus "documentos", reclamen la ciudadanía del Gardel Uruguayo... ¿No se anima? ¿qué miedo tienen? Y qué diablos me cuenta a mí de la tumba de Gardel!!! ¿Acaso la hicieron ustedes? La fábulita la estiraron demasiado.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué poco informado está, don Pepe!
    Dice Clarín:
    "En Uruguay, Gardel también posó para las cámaras de la Fotografía Faig y las de Rafael Caruso, quien en octubre de 1930 logró interesantes tomas de exteriores donde se lo ve en Playa la Mulata junto a sus amigos Pedro Bernat, Manuel Barca y Ricardo Bonapelch ch, cerca de donde había adquirido un terreno para construir una futura residencia de descanso."
    http://contenidos2.clarin.com/edicion-electronica/20121209/especialgardel/files/assets/basic-html/page3.html

    ResponderEliminar
  11. Y aquí lo tiene a don Pedro(Perico) Bernat fotografiado con el Máximo y otros amigos el día que firmaron la escritura de la casa de Carrasco, atestiguando tanto Defino como don Perico, con sus respectivas firmas, que Gardel era uruguayo.
    http://casadegardel.blogspot.com.ar/2008/03/informacin-enviada-por-el-dr.html

    ResponderEliminar
  12. "Por su parte, Defino y su señora volvieron a la Argentina, para ocuparse de los asuntos de Gardel en la Argentina y los países vecinos, con excepción del Uruguay, donde trabajaban para el cantor sus amigos uruguayos Ricardo Bonapelch y Mario “Perico” Bernat, quien lo visitara en Nueva York por asuntos de negocios. "
    Publicado por Pablo Taboada:
    http://www.investigaciontango.com/inicio/index.php?option=com_content&view=article&id=54:cgiii&catid=35:carlos-gardel&Itemid=55
    Actualícese, amigo!

    ResponderEliminar
  13. Mire, amigo, yo estoy muy actualizado, porque estuve en su casa de Toulouse, en el registro civil de esa ciudad francesa y conozco los pormenosres de la vida de Gardel, al que ustedes hacen aparecer como renegado de su "supuesto" país. Como acá nos la podemos seguir porque se hace interminable y aburridor, le digo que lo de Milagros de la Vega me lo pasaron los muchachos de GENTE cuando coindicimos en la Editorial Atlántida, porque yo estaba en El Gráfico. Luego supe que las palabras de la Dealessi no eran correctas. Sé que tuvo ese documento uruguayo temporal que le regaló el cónsul en Buenos Aires, para el que no presentó documento alguno y por ello no figura en los libros de la Embajada!!!! Para terminar con esta historia en la cual ustedes jamás presentaron documento alguno sino el clásico: "Le dijo a...". "Fulano comentó que...", todas parolas paraolas paraolas, en la que los personajes son muertos, no existen. La cosa es más fácil, busquen DO-CU-MEN-TOS y llévenselos al gobierno uruguayo, demostrando que Gardel nació en Uruguay. Entonces el gobierno uruguayo dirá al mundo que Gardel era uruguayo de nacimiento y todos quedaremos convencidos. Más parolas no, por favor. Ya le dejé intactas todas sus parolas, pero basta de parolería: DO-CU-MEN-TA-CIÓN. Hasta siempre y por favor, respete esta casa que lo recibirá con los brazos abiertos. Le informo que en el fútbol español han jugado infinidad de futbolistas paraguayos y argentinos con documentos de unos supuestos abuelos españoles, cuando en España no podían jugar extranjero. El espía español Francisco Paesa, se quedó con la fortuna que robó en su cargo el ex Ministro Roldán. Acaban de hacer una película sobre esta persona. es millonario, tiene numerosos pasaportes truchos y vive como un rey en distintos países. El traficante de armas sirios Monzer al Kazar, detenido y encerrado en una cárcel de U.S.A. manejaba infinidad de pasaportes falsos. Incluso el presidente Menem le dió un padsaporte argentino. Eso es más viejo que andar a pié, amigo. Lo que vale es la partida de Nacimiento que da pie a toda la documentación. Yo vivo en Madrid y soy argentino y español y tengo ambos pasaportes, legales, reales, claro. Pero los truchos los consigue cualquier bandido. Como el que le regalaron a Gardel en el Consulado Argentino en Buenos Aires. Hasta siempre.

    ResponderEliminar