miércoles, 15 de junio de 2016

La Típica Victor

Una feliz ocurrencia de algún directivo del sello RCA Victor permitió crear esta orquesta modélica, allá por el año 1925, con músicos extraídos de las distintas orquestas que grababan en el sello del perrito. Curiosamente, la orquesta sólo tuvo posibilidad de expresarse en las grabaciones, dado que nunca  actuarían en público y sus integrantes podían cambiar constantemente debido a las distintas ocupaciones que tenían con sus respectivas orquestas en las cuales cumplían sus roles diarios.

Adolfo Carabelli, un hombre formado en la música clásica, que estuvo radicado unos años en Italia para completar sus estudios, como director artístico del sello, conformó la primera orquesta del sello y puso a su frente al bandoneonista, pupilo del alemán Berstein: Luis Petrucelli. Un acierto total, porque la categoría del fueye que estaría en el Sexteto de Julio De Caro como fundador; mostraría a un músico maravilloso, y en las grabaciones, su sonido es perfectamente distinguible, como asimismo esos rubatos y el fraseo que lo distinguiría hasta su temprana muerte en 1941, con 37 años, apenas..

                                 


La pirmera formación de la Típica Victor estuvo integrada por Luis Petrucelli (primer bandoneón y director), Ciriaco Ortiz y Nicolás Primiani en los fueyes; Agesilao Ferrazzano, Manlio Francia y Eugenio Romano en violines;  Humberto Constanzo en contrabajo y en el piano Vicente Gorrese ("Kalisay"): Los cambios serían constantes pero en la historia quedan estos nombres como fundadores de la saga que tanto juego darían.

A tal punto que suelo pasar discos de esta orquesta en la milonga que tengo en Madrid y los bailarines lo salen a bailar con  placer, por el regusto añejo que tiene el conjunto pero, a la vez, con ese deje milonguero que incita al baile. Este conjunto con las variantes obligadas por las circunstancias dejó unas 427 grabaciones, a las que luego sumarían otras 28, bajo la dirección del pianista Mario Maurano. Si pensamos que una orquesta de primera línea como la de Carlos Di Sarli no pasó de las 336 grabaciones, tenemos una idea, de la importancia que tuvo la Típica Victor en ventas y en la historia del tango.

El excelente violinista Manlio Francia (que actuó durante veinte años en la orquesta de Julio De Caro) contaba al respecto:

-Creo que lo único que me faltó fue llevar la cama a los estudios de la Victor. Porque acompañé a todos quienes pasaron por allí: Mercedes Simone, Charlo, Agustín Irusta, Agustín Magaldi, Iván Serra Lima, Tito Schipa. E integré todas las orquestas que formaban los músicos, verbigracia, la de Petrucelli, ya que éramos todos de la Típica Victor.  Es que trabajábamos siempre los mismos, formábamos como una mafia, que no permitía llegar a otros músicos. Era un problema de adaptación de alguien nuevo a la orquesta. Nosotros éramos músicos, y muchas piezas, sabiendo cual era su estructura musical, las leíamos una vez y las grabábamos. No podíamos arriesgar a esperar la adaptación de uno nuevo, implicaba explicar todo de vuelta.

                                             
Freddy Scorticatti, centro, al frente de su orquesta típica


Otro gran bandoneonista, Federico Scorticatti, se haría cargo de la dirección en 1936. Y la orquesta seguía teniendo ese sello de distinción que motivó a la empresa a montar otras como Radio Victor, la Orquesta Victor Popular, Los Provincianos, el Cuarteto Victor, la Orquesta Típica Porteña. Ante tal aluvión de éxitos en ventas, los sellos competidores quisieron emular a los del perrito y así aparecerían las Orquesta Típica Columbia o la Típica Brunswick.

Me gusta distinguir los fueyes de Ciriaco Ortiz, de Scorticatti, de Laurenz, de Marcucci, el violín de Vardaro que estuvo en la mayoría de estas formaciones, o el de  Puglisi. O de otros músicos que fueron alternando en la orquesta. Y la ristra de voces que pasaron por esos discos de pasta que guardo como un tesoro: Carlos Lafuente, Charlo, Ernesto Famá, Roberto Díaz, Mario Corrales (Pomar), Ángel Vargas, Fiorentino, Mariano Balcarce, Dorita Davis, Oscar Ugarte, Hugo Gutiérrez, Fernando Díaz, Lita Morales, Osvaldo Moreno, Ortega del Cerro y tantos otros.

                                           
Ciriaco Ortiz con su orquesta, Pichuco, Goñ, Puglisi y otros

Estas agrupaciones dejaron de existir cuando apareció el vendaval de las orquestas del cuarenta que arrasaron con todo. El tango había entrado en una vorágine y se formaron y consolidaron las orquestas de más éxito que ha tenido el tango en su historia y que colonizaron el mismo en Argentina. Cada una con su perfil definido y distinto. Pero las grabaciones de la Tipica Victor tienen ese acento que reencarna el espíritu del tango y de aquel suburbio que le dió alas para siempre. Por eso vuelven ahora a las pistas de baile para impulsarnos y dejarnos esa sensación de dulce nostalgia en su sonido.

Traigo, un poco al bardo, dos temas de aquella época por esta Orquesta: Desesperanza, de Federico Scorticatti y Manuel A. Meaños, que canta Mario Corrales y fue grabado el 7 de septiembre de 1939. Y el valsecito Noches de invierno, de José Luis Padula y Enrique Cadícamo, que canta Lita Morales y lo llevaron al disco el 30 de abril de 1937.

Desesperanza - Típica Victor-Mario Corrales

14- Noches de invierno- Típica Victor-Lita Morales

3 comentarios:

  1. salute jose maria tengo casi completa la coleccion de estra orquesta me enloquecen dos temas alma que lo canta alberto gomez y el vals temo que lo canta pomar cuando era corrales ,que buen sonido esta orquesta.mencionaste a manlio francia y sabes que el violinista segundo con de caro era emilio pero en las grabaciones de caro lo ponia afrancia y que pena que petrucelli murio tan joven tengo muchas grabaciones de el tambien salud y aqui yo sigo disfrutando de macrilandia a la espera del derrame y el ministerio de la felicidad menos mal que el gotan me ayuda a superar este mal trago abrazo y ruega por nosotros

    ResponderEliminar
  2. me olvide de identificarme juan de boedo saluite

    ResponderEliminar
  3. Salute Juancho. Sigamos disfrutando del tango...

    ResponderEliminar