miércoles, 26 de agosto de 2015

Sangre azul

Hoy traigo al blog este tango olvidado, porque ganó el Primer Premio en el Cuarto Concurso del Disco Nacional, en tangos Instrumentales, del año 1927. El mismo se realizaba en el Palace Theatre que estaba ubicado en la porteña calle Corrientes 757 y su autor fue el uruguayo Fioravanti Di Cicco, que lo dedicó a la señora Margot Tenaud. Curiosamente, el tercer premio de esta categoría lo obtuvo el tango Río de oro, del mismo autor en sociedad con Lucio Demare.

La orquesta animadora del concurso fue en esta ocasión la de Francisco Canaro con los cantores Agustín Irusta y Roberto Fugazot. Y el mismo Canaro grabaría Sangre azul, el 5 de agosto de ese año. Precisamente Fioravanti Di Cicco era pianista de su orquesta, como también militarían en la misma sus hermanos Enrique (Minotto) y Ernesto, pero éstos fungían de bandoneonistas. Y Ernesto terminaría incluso siendo secretario de Pirincho, que apreciaba muchos sus dotes personales.



Fioravanti era el menor de los Di Cicco, que no tenían sangre azul, ya que sus padres eran inmigrantes italianos, de esos cientos de miles que partieron en busca de un mejor destino en toda América. El jefe de familia era acordeonista y fue transmitiéndoles sus conocimientos musicales a los hijos. Minotto y Fioravanti, aprendieron a manejar el instrumento y posteriormente estudiarían seriamente, volcándose los dos mayores al bandoneón y Fioravanti al piano.

Este último comenzó tímidamente a tocar en lugares de expansión, en pequeños conjuntos con su hermano Ernesto y se enrolaría en la orquesta de Minotto, lo mismo que Ernesto, y será convocado por Francisco Canaro para su agrupación. Es en 1925 cuando Pirincho decide pegar el salto a Europa y lleva su orquesta que integran: el mismo Canaro y Agesilao Ferrazzano en violines; Carlos Marcucci y Juan Canaro en bandoneones; Rafael Canaro en contrabajo y serrucho; Romualdo Lo Moro en batería, Fioravanti Di Cicco al piano y Teresa Asprella como cantante. El pomposo título de CANARO ET SA SYMPHONY, le sirvió de carta de presentación.


Había viajado también Lucio Demare con ellos pero Canaro armó con él, Agustín Irusta y Roberto el famoso trío que tanto daría que hablar. Les costó conseguir el permiso de trabajo pero finalmente lo consiguieron, debiendo vestir el clásico traje de gauchos y el debut sería en el Dancing Florida, con mucha aceptación por parte del público, lo que les valió para  ser invitados a trabajar en Estados Unidos. Con su enorme visión, Canaro dejó una orquesta armada en París, en la cual estaba Demare al piano,  y partieron en barco para la nueva aventura.

La presentación fue en el Hotel Mirador de Nueva York y la orquesta quedó formada por Fioravanti Di Cicco al piano; Ernesto Bianchi,  Juan Canaro y Luis Petrucelli en bandoneones; Pirincho y Emilio Puglisi en violines, Romualdo Lo Moro en batería; Linda Thelma como cantante y el Vasco Casimiro Aín con su compañera como bailarines., que ya andaban haciendo firuletes por distintas ciudades norteamericanas. Al enfermarse Linda Thelma, su lugar lo ocuparía Carmen Alonso, una cancionista que estaba en dicha ciudad yanqui y además hablaba inglés...

                                               
La orquesta de Canaro en Nueva York. Di Cicco sentado al piano

Fioravanti se había acostumbrado a los viajes, regresaría fugazmente a Montevideo para integrarse en la orquesta que había formado su hermano Minotto, y luego de algunass actuaciones en Buenos Aires, decidió rumbear hacia Europa, donde se establecería definitivamente. En la ciudad italiana de Turín, encontró su pareja de vida, formó una familia y además de actuar, se dedicó a la enseñanza.

                                        

En Buenos Aires compuso dos temas junto a Carmelo Santiago, que siguen iluminando a los milongueros en la pista: La melodía de nuestro adiós y la Melodía del corazón. En este último tema participó también Héctor Artola. Con Francisco García Jiménez realizó el tango Navidad.

Y para ilustrar la historia de marras podemos escuchar Sangre azul, en la versión de Francisco Canaro. Y también les dejo Río de oro en versión de la orquesta Juan Maglio Pacho, también grabado en ese año 27.

02- Sangre azul- Francisco Canaro

Río de oro - Juan Maglio Pacho




                                                  





No hay comentarios:

Publicar un comentario